Trasniños, la mejor y más variada moda infantil y juvenil, incluida la de ceremonia

Tan solo cuatro años abierta y ya ha conseguido ganarse una gran familia de clientes. Trasniños, la tienda especializada en ropa y complementos de niños y jóvenes situada en la calle San Antoniño número 7 de Barro (carretera N-550), celebró su aniversario el pasado 12 de marzo, aunque casi sin tiempo para grandes fiestas, ya que está en plena temporada de preparación de ceremonias y eventos.

El último año fue duro, pero gracias a la fidelidad de su clientela Trasniños lo pasó con nota. Su gran variedad de oferta, desde recién nacidos hasta los 16 años, siempre alguna novedad para chicos de hasta 18 e incluso vestimenta a juego para niñas y mamás, ha hecho la primera parte el trabajo. Ofrecer ropa para uso diario, de vestir y para ceremonia (aunque estas fueron escasas) de la mayor calidad y con los precios más competitivos se encargaron del resto.

«Trabajamos todo tipo de ropa: línea sport, para vestir, ceremonia, bautizo, comunión, para llevar las arras en una boda y un largo etcétera», explica su propietaria Lucía Diz, destacando que esta amplia variedad, sumada a la gran calidad de las prendas y complementos (seña de identidad de la casa) le está valiendo para conseguir una clientela más variada y numerosa.

En este mismo aspecto, una de las características de Trasniños es contar con más de una veintena de marcas diferentes a la venta, de modo que el que entra en el comercio es muy difícil que salga sin encontrar algo de lo que busca a su gusto.

Si te decides por Trasniños, además de encontrar una gran variedad y una enorme calidad, podrás entregar tu obsequio en una canastilla con un empaquetado totalmente único

Sin embargo, lo que mejor simboliza a este establecimiento de Barro, muy cerquita de Pontevedra, es la atención personalizada que presta su propietaria a los clientes. Esto es así en cualquier tipo de compra, pero cuando se trata de ceremonias ni el tiempo ni las dudas de los clientes suponen problema alguno.

«Aquí reservamos una hora y media para cada comunión, por ejemplo. Me encanta que la gente se sienta en familia, que esté relajada, que observe y pruebe todo lo que necesite hasta conseguir lo que realmente venía buscando. Ese es el objetivo y a él nos entregamos completamente», añade Lucía Diz.

Trasninos2

En este momento Trasniños tiene una amplísima colección de vestidos y trajes de comunión, ya que estamos a punto de empezar lo que habitualmente es la temporada alta. Este año, con las restricciones derivadas de la pandemia se notó como una montaña rusa en lo que se refiere a estas celebraciones en mayo, pero con la mejoría de la situación, el comercio de Lucía está trabajando a pleno rendimiento.

«Es cierto que tenemos reservado bastante para junio, algunas para julio y muchísimo para agosto, pero también estamos equipando a muchos niños y niñas para ese día tan especial y que, en su caso, tendrá lugar en mayo», explica.

Una de las principales características de Trasniños es contar con más de una veintena de marcas diferentes a la venta

En Trasniños el cliente encuentra todo lo que necesita para la ceremonia: vestidos, diademas, bolsos, lazos, tocados o prendidos para las niñas; y trajes, pantalones, camisas, chaquetas, corbatas o pajaritas para niños. Asimismo, en ambos casos podrán elegir entre una gran variedad de zapatos.

A este comercio de Barro también se puede acudir en busca de un magnífico regalo para cualquier ocasión especial. Si te decides, además de encontrar una gran variedad y una enorme calidad, podrás entregar tu obsequio en una canastilla con un empaquetado totalmente único, marca de la casa.

«Si la venta para uso diario, ocasiones especiales o ceremonia nos funciona muy bien, la verdad es que también tenemos muchos clientes que encuentran en nuestro comercio los regalos para recién nacidos, cumpleaños, comuniones o cualquier otra celebración», explica Lucía Diz.

Trasniños recibe clientela, además de Barro, de Pontevedra, Lérez, Poio, Marín, Valga, Pontecesures, Cuntis o A Estrada, entre otras muchas localidades. «Tenemos unos clientes muy fieles, muchos que son ya amigos o como de la familia, y les estoy muy agradecida por confiar tanto en nosotros», añade Lucía.